25/09/2023 | Noticias

El Consejo de la Magistratura porteño trabaja por una justicia más accesible

En marzo de este año, el Consejo de la Magistratura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires resolvió declarar el 25 de septiembre de cada año, a partir del corriente, como el “Día de Acceso a Justicia” en el ámbito del Poder Judicial porteño. En los motivos de dicha declaración figuran la gran cantidad de políticas públicas que el Consejo ha impulsado en dicha materia, en sintonía con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la ONU y, en particular, con el objetivo de la misma denominado “Paz, Justicia e Instituciones fuertes”.

Esa obligación de garantizar la igualdad de acceso a la justicia para todos que promueve Naciones Unidas es uno de los argumentos esenciales en los que se embanderan estas políticas públicas del Consejo. En ese sentido, el organismo ha ido estableciendo múltiples iniciativas en materia de orientación, de información y de asistencia a los usuarios del servicio de justicia. En ese marco, el Consejo de la Magistratura porteño impulsa la primera edición del “Día de Acceso a Justicia” en el ámbito del Poder Judicial de la Ciudad, que recibió el acompañamiento del Ministerio Público de la Defensa, el Ministerio Público Tutelar y el Ministerio Público Fiscal mediante la suscripción de una Carta Intención.

En ese aspecto, las iniciativas del organismo son variadas. Desde la Guía Judicial, un sitio web con toda la información actualizada sobre el Poder Judicial de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires hasta los Puestos de Orientación y Acceso a la Justicia, un servicio que presta el Consejo de la Magistratura de la Ciudad para la población en general y para los abogados y las abogadas, como parte de sus políticas públicas tendientes a promover la difusión de los derechos ciudadanos. También, con el objetivo de hacer partícipe a la ciudadanía, el Consejo está trabajando arduamente en la confección y convocatoria a los ciudadanos para que participen en los Juicios por Jurados dado que la Ciudad ya cuenta con una ley al respecto.

El Consejo, por su parte, también trabaja diferentes líneas en materia de acceso en cuanto a la temática del género, con el trabajo del Centro de Justicia de la Mujer que brinda atención a mujeres y LGTBIQ+ que están atravesando una situación de violencia por motivos de género y los informes y relevamientos del Observatorio de Género en la Justicia. Algunas de las publicaciones realizadas por ambos son difundidas a través de otra herramienta que hace al acceso a la Justicia de los porteños como lo es la Editorial Jusbaires, cuyo objetivo es editar, divulgar y distribuir todas las publicaciones del Poder Judicial de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El Programa de Acceso Comunitario a la Justicia, además, es otro dispositivo –en este caso ambulatorio y sistemático con presencia territorial– que articula el saber técnico de voluntarios del Poder Judicial con el saber popular, mediante encuentros mensuales con abordaje interseccional en temas de género, ciudadanía, discapacidad, infancia, consumidores y riesgos en la red.

Entre tantas herramientas que impulsa el organismo también se destacan las iniciativas impulsadas en materia de lenguaje claro, cuyo objetivo es eliminar las barreras físicas y la distancia que produce el discurso técnico, facilitando la accesibilidad y el acceso a la Justicia y el programa “La Justicia y la Escuela”, que busca acercarse a la comunidad educativa con una propuesta de juego escénico donde los alumnos representan los juicios que se realizan en el ámbito de la Ciudad.

Pese a su juventud, en comparación con otros poderes judiciales del país, el Poder Judicial porteño ha demostrado estar a la altura de las circunstancias en cuanto a los desafíos que producen las demandas ciudadanas sobre la Justicia. Las políticas enunciadas previamente en materia de Justicia son simplemente algunos de los casos exitosos en los que el Consejo de la Magistratura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires ha trabajado en pos de una justicia más ágil y cercana para todos los porteños.

Ir al contenido