menú derecho

Sábado 16 de mayo de 2020

La Justicia porteña no toma receso

Columna de opinión del vicepresidente del Consejo, Francisco Quintana

El respeto por la Constitución Nacional y la división de poderes es un mandato que no podemos negociar. La Justicia es un pilar central en nuestro sistema democrático, razón por la que su acceso debe ser garantizado a todo aquel que así lo requiera.

En palabras del propio Relator Especial de Naciones Unidas, Diego García-Sayán, “Las cuarentenas y las distancias sociales no deben impedir que el sistema judicial funcione y que lo haga respetando el debido proceso. La situación actual plantea la exigencia de ponerse al día y de hacerlo ya con el teletrabajo. En particular, para que tribunales, jueces y fiscales puedan lidiar con asuntos que puedan referir a derechos fundamentales en riesgo o a la previsible situación de inseguridad ciudadana”.

Hago propias sus palabras, destacando que justamente en ese sentido hemos obrado desde el Poder Judicial de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para intentar ejercer nuestras competencias de la manera más plena posible. Desde ya, siempre respetando los protocolos sanitarios impuestos por las autoridades competentes en vistas de proteger la salud de todos los trabajadores.

En concreto, hemos dispuesto que los 24 juzgados del Fuero Contencioso Administrativo y Tributario, así como los 31 juzgados del Penal, Contravencional y de Faltas trabajen de manera remota. Las demandas sobre cuestiones urgentes pueden ser presentadas de forma digital. También se comenzó a avanzar con la misma modalidad en las causas ordinarias, amparos, medidas cautelares y ejecuciones fiscales, que se encuentran digitalizadas.

En materia de audiencias, se ha establecido que las que se celebren de manera remota en todas las instancias sean realizadas mediante la utilización del sistema Cisco, teniendo la misma validez que las presenciales.

No es menor tampoco la creación de un sistema que permite la iniciación de demandas de forma remota a todos los abogados de la matrícula, y la notificación electrónica a las partes.

En lo que respecta a la función habitual del Consejo de la Magistratura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, hemos logrado reunirnos en plenario de consejeros, ámbito donde se han expresado todas las voces que componen el órgano y allí resuelto las diferentes etapas de funcionamiento del Poder Judicial del distrito en este contexto tan particular.

Utilizamos la misma modalidad que en otros casos para el trabajo de las comisiones: virtual y remota a través del sistema Cisco. Además formamos parte de la reunión virtual del Foro Federal de Consejos de la Magistratura y Jurados de Enjuiciamiento (FOFECMA), organismo donde participan todas las provincias del país.

Es justo reconocer que también se han llevado adelante algunas buenas prácticas en la Justicia a nivel nacional. Como es el caso de la Cámara Nacional de Apelaciones Criminal y Correccional, donde sus 5 Salas están funcionando de manera habitual a través de un sistema remoto (VPN) para magistrados, funcionarios y empleados. O los Juzgados Criminal y Correccional, que están tomando declaraciones indagatorias por videoconferencia y realizando audiencias de flagrancia.

Estamos convencidos de que en este momento, más que nunca, debemos velar por el respeto a nuestra Constitución, donde la división de poderes y el acceso a la justicia son centrales. Hay prácticas que han llegado para quedarse, y confiamos en que la tecnología será de gran utilidad para renovar - y mejorar - el vínculo entre los ciudadanos y la Justicia.

Francisco Quintana es Vicepresidente Consejo de la Magistratura, CABA.


Fuente: Clarín
Fecha: 16 de mayo de 2020

LINK A LA NOTA

Compartir

Quiero informar un problema