menú derecho

Miércoles 03 de enero de 2018

Juzgados abiertos: dos jueces de la ciudad publican su trabajo diario en Twitter

Pertenecen al Fuero Penal, Contravencional y de Faltas; utilizan la red social para rendir cuentas y mostrar una Justicia accesible y transparente

En mayo de 2016, Pablo Casas, juez del Fuero Penal, Contravencional y de Faltas de la ciudad de Buenos Aires, abrió una cuenta de Twitter y empezó a publicar el trabajo diario de su juzgado. A los meses se sumó a la iniciativa María Lorena Tula del Moral, su colega a cargo del Juzgado N° 13 del mismo fuero. Hoy, llevan publicados casi 2000 tuits en los que rinden cuenta de su trabajo e invitan a la sociedad a conocer una forma diferente de hacer justicia.

"Los jueces tenemos que explicar nuestro trabajo. Nuestras sentencias son actos de gobierno y como todo acto tiene que poder sobrepasar un nivel de análisis, fundamentación y razonabilidad. Pero también tienen que estar sometidas al escrutinio público. La gente tiene que poder conocerlas", dijo Casas en diálogo con LA NACION.

La iniciativa del juez Casas, que empezó su carrera judicial en Comodoro Py hace más de 20 años, procura generar empatía con la función judicial. "Se dice que el trabajador del Poder Judicial es un vago, que tiene 45 días de vacaciones, que no hay justicia, que es lenta, que es oscura. Yo quiero que conozcan nuestro trabajo", sostuvo.

Por ello, y luego de convencer al personal, además de publicar el trabajo diario por Twitter, Casas empezó un trabajo interno en su juzgado. El equipo comenzó a realizar mediciones de las tareas. Así, hoy cuentan con un manual de procedimiento propio de las empresas privadas.

Al tiempo de las publicaciones de Casas, el Consejo de la Magistratura de la ciudad de Buenos Aires tomó conocimiento del proyecto y lo acompañó con capacitaciones y orientaciones para las nuevas actividades del juzgado.

Mariano Heller, secretario de Planificación del Consejo, dijo a LA NACION: "Ellos [Casas y Tula del Moral] generaron equipos comprometidos con la idea de que la iniciativa va más allá de publicar las sentencias y la agenda de trabajo. Nadie sabe qué hace un juez. Ojalá sean una especie de faro para el resto de otros jueces".

Tula del Moral se sumó a la iniciativa en noviembre de 2016. Como su colega, cuenta con una larga carrera judicial y una gran convicción de abrir sus juzgados para la sociedad.

"Lo vimos como un canal de comunicación con la gente. Somos conocidos como la pata más oscura del Estado. Sabemos que somos dos granos de arena en un mundo de justicia. Pero aun así, nos queremos abrir a la gente y que sepan qué hacemos", dijo Tula del Moral a LA NACION.

Tula del Moral, con sus 18 años de carrera en el Poder Judicial, nunca pensó que a través de 140 caracteres iba a comunicar su agenda, las audiencias y resoluciones. "Institucionalmente, al Poder Judicial siempre lo vi como cerrado. Pero la gente tiene que saber qué es lo que estamos haciendo, por qué lo hacemos y por qué resolvemos de determinada manera", sostuvo.

Tanto Tula del Moral como Casas trabajan de manera constante para lograr un lenguaje más claro en el proceso judicial. La titular del Juzgado N° 13 tiene el latiguillo, según ella por su experiencia como profesora, de preguntar de manera constante a quienes deben atravesar un procedimiento: "¿Entendés?".

Uno de los tuits que se llevó más impresiones a lo largo de estos meses fue la imagen de un antes y un después de una resolución con una jerga judicial típica contra otra con conceptos más claros y comunes.

En más de un año, ambos juzgados publicaron continuamente sus agendas, las audiencias que se llevaron adelante, las resoluciones y hasta los currículum de los integrantes. Asimismo, llevaron adelante mediciones del trabajo realizado y abrieron datasets para que cualquier persona pueda llevar un control y trabajar con ellos.


Fuente: La Nación
Fecha: 03 de enero de 2017

LINK A LA NOTA

Compartir