menú derecho

En el Tribunal prefieren tomar distancia, aunque ya es tema de debate

  CLARÍN, 8 de mayo de 2014

 

CLARÍN, 8 de mayo de 2014

Uno dijo: “No estoy al tanto de esa discusión”. El otro, que prefería “no opinar porque el conflicto puede llegar al Tribunal”. Lo cierto es que los dos jueces de la Corte Suprema que ayer expusieron en la Feria del Libro, en eventos por separado, prefirieron no pronunciarse sobre la polémica referida a cuántos votos hacen falta para aprobar en el Senado la lista de los diez conjueces del alto Tribunal, si una mayoría simple como pretende el oficialismo, o los dos tercios, como sostiene la oposición.

Sin embargo, fuentes de la Corte señalaron que el tema ya es motivo de conversación extraoficial, y que existiría cierto consenso en considerar que los conjueces deberían cumplir con los mismos requisitos que jueces del Tribunal. Es decir, contar con el voto de los dos tercios del Senado, ya que los estarían reemplazando en sus funciones.

El primero en exponer ayer en la Feria del Libro fue el juez de la Corte Eugenio Raúl Zaffaroni, quien participó de la presentación de la Editorial Jusbaires, en un acto encabezado por el presidente del Consejo de la Magistratura porteño, Juan Manuel Olmos.

Zaffaroni destacó que “me siento profundamente satisfecho viendo cómo funcionan sus instituciones, como se pelean y resuelven los conflictos, pelea que tiene que existir siempre, pues si no, no hay política”. Luego de hacer un repaso sobre la “historia problemática” que derivó finalmente en la autonomía de la Ciudad de Buenos Aires, de la que fue parte en su calidad de Convencional Constituyente, Zaffaroni provocó aplausos en la concurrencia al asegurar que “ bajar las banderas significa perder identidad”. “Los importante es que las instituciones funcionen”,, agregó Luego de la charla, el juez se refirió a los recientes hechos de linchamientos y reiteró que “se trata de homicidios simples” y que, a su entender, “hubo instigación”. Luego, al ser consultado sobre la polémcia de los conjueces, señaló que ésa es una discusión de la que no estaba al tanto.

La charla de Lorenzetti, por su parte, estuvo referida a las catástrofes ambientales y las tragedias sociales. El presidente de la Corte aseguró que “no hacen falta más leyes” que las actuales, sino que el principal problema es que “muchísimos gobernantes no ven estas tragedias”. “No podemos estar en un mundo donde la ceguera y la irresponsabilidad sean las guías”, aseguró, aunque reconoció que es difícil que los gobiernos –ante la proximidad de los procesos electorales– decidan invertir en la solución del problema ambiental, ya que los resultados se van a ver recién dentro de muchos años.

Lorenzetti llamó luego a abandonar la falsa dicotomía entre desarrollismo y ambientalismo, y aseguró que es necesaria una nueva forma de pensar la gobernabilidad.

“Hay que generar una nueva economía ambiental”, aseguró.

 

Después de la charla, al ser consultado sobre el tema de los juicios de jubilados y el colapso del fuero, el presidente de la Corte señaló que es“una verdadera tragedia” que los mayores tengan que esperar años para ver cumplidos sus reclamos judiciales. Y frente a la polémica por la designación de los conjueces, prefirió no pronunciarse para evitar prejuzgar.

 

Ver nota

 

 


Compartir

Quiero informar un problema