menú derecho

El juicio por jurados en CABA

  BAE, 12 de mayo de 2014   Cuando hablamos de participación ciudadana en la Justicia, podemos referirnos a varias formas y modelos que han ido evolucionando a lo largo de los años, pero, sin dudas, el más identificado por la sociedad sea el juicio por jurados, sistema de enjuiciamiento que involucra a jueces profesionales y ciudadanos legos y que hemos  tomado contacto en forma cotidiana por la gran influencia del cine americano y la televisión.

 

BAE, 12 de mayo de 2014

 

Cuando hablamos de participación ciudadana en la Justicia, podemos referirnos a varias formas y modelos que han ido evolucionando a lo largo de los años, pero, sin dudas, el más identificado por la sociedad sea el juicio por jurados, sistema de enjuiciamiento que involucra a jueces profesionales y ciudadanos legos y que hemos  tomado contacto en forma cotidiana por la gran influencia del cine americano y la televisión.

Esta forma de enjuiciamiento, bajo la modalidad del juicio por jurados, ha resurgido con mucho ímpetu en los últimos tiempos y ha comenzado a ocupar un lugar preponderante en la agenda pública. Además de Córdoba, provincia pionera en la implementación del jurado en la Argentina bajo un sistema de tipo escabinado, es decir, compuesto por ciudadanos y jueces profesionales que toman en conjunto la decisión, se han sumado las provincias de Neuquén y Buenos Aires.

En este contexto, el Consejo de la Magistratura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en sintonía con este renacer del jurado, viene realizando diversas acciones con el objetivo de sensibilizar a los porteños con el funcionamiento de esta forma de enjuiciamiento, organizando diversas actividades como jornadas y simulacros.

Uno de ellos tuvo lugar ayer en el Centro Cultural San Martín y contó con la presencia de dos actores relevantes de la escena nacional como Fabián Vena y Litro Cruz. El rol de jurado fue desempeñado por vecinos de la ciudad de Buenos Aires, que acudieron a la convocatoria del Consejo de la Magistratura bajo la consigna ¿Querés ser jurado por un día?  Los roles de fiscal, defensor y juez fueron llevados a cabo por miembros del Poder Judicial de la Ciudad.

Ante este florecer vigoroso del jurado, la Ciudad de Buenos Aires no podía resultar ajena,  pero ¿por qué?

Primero, porque la propia Constitución local lo establece en sus artículos 81, inc. 2 y 106 y también, porque las bases del procedimiento procesal penal de la ciudad determinan el piso ideal donde el sistema de jurados clásico se desarrolle.

El régimen procesal penal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se enmarca en un sistema acusatorio que tiene como eje central resolver todas las cuestiones relevantes del proceso en el contexto de una audiencia oral, con pleno ejercicio de los principios de inmediatez, contradicción, y publicidad, permitiendo a las partes, fiscal y defensor , hacer un test de calidad de la prueba presentada que permita adoptar al juez la decisión correcta y ajustada a derecho, convirtiéndose esto en la base de principios que precisa necesariamente el jurado  para llevar cabo su relevante tarea.

Por otra parte, el juicio por jurados es, en mi modesta opinión, la herramienta necesaria para reconstruir el puente de unión entre ciudadanía e institución judicial.

Por Gustavo Adolfo Letner (Juez Penal, Contravencional y de Faltas de la CABA y consejero del Consejo de la Magistratura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires)

Ver nota

 

 


Compartir

Quiero informar un problema