menú derecho

Viernes 02 de julio de 2021

Aportes para la formación de las/os candidatas/os a la Magistratura III

La Tercera Sesión de las Conferencias impulsadas por el consejero Juan Pablo Zanetta abordó la temática sobre el proceso de selección de jueces, juezas e integrantes del Ministerio Público en el Consejo de la Magistratura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

1 de 2
2 de 2

Este miércoles, la consejera representante del estamento de los jueces, Julia Correa junto al Juez de Cámara Penal, Penal Juvenil, Contravencional y de Faltas, Marcelo Vázquez, disertaron en la Tercera Sesión de las Conferencias “Aportes para la formación de las/os candidatas/os a la Magistratura”. En esta oportunidad, la transmisión vía streaming por los canales oficiales del Consejo, abordó la temática “El proceso de selección de jueces, juezas e integrantes del Ministerio Público en el Consejo de la Magistratura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

Al hacer uso de la palabra, la consejera Correa expuso diferentes sistemas judiciales, mecanismos de selección y necesidad de garantizar independencia del proceso de elección de magistrados: “Es muy importante consolidar la independencia judicial y esto puede encontrarse en la selección de magistrados y magistradas de manera transparente”, sostuvo. En ese sentido, la funcionaria manifestó que si el mismo se realiza de manera independiente “generará confianza en la ciudadanía ya que se garantiza todo Estado de Derecho”.  

Luego de exponer sobre ventajas y desventajas en los sistemas judiciales de Estados Unidos, Inglaterra y la región Latinoamericana comparándolos con el sistema vigente en la jurisdicción local, la funcionaria que también se desempeña como Presidenta de la Comisión de Selección destacó que la Ciudad Autónoma de Buenos Aires “posee un sistema establecido taxativamente en la Constitución local” y postuló que dentro de los concursos “se realizan consideraciones sobre los candidatos de mérito y capacidad”. Al respecto manifestó que el sistema en vigencia “es meritocrático, administrativo, competitivo y abierto” ya que todas las personas que cumplan los requisitos se pueden inscribir.

Al detallar el proceso de selección que se implementa en la jurisdicción porteña, Correa hizo eje de síntesis en la inscripción, los exámenes escritos con un código alfanumérico reservando la identidad del postulante para garantizar imparcialidad en la corrección, la calificación de antecedentes personales y la audiencia posterior una vez que se conoce la identidad del candidato. También, resaltó la entrevista personal delante del comité “donde se tocan temas variados de manera oral, cuya etapa permite evaluar la oralidad de la persona al momento de expresar lo que pregunta la Comisión, generando un nexo entre la sociedad y el entrevistado ya que explica ciertos puntos de vista que posee”.

 Al concluir sobre la elevación de los candidatos seleccionados a la Legislatura porteña en pos del análisis pertinente y la realización de las audiencias públicas para el tratamiento de los seleccionados, la consejera reflexionó acerca de la importancia sobre la independencia judicial subrayando “la idoneidad de los jueces, la capacidad, su compromiso judicial y la imparcialidad por todo”. “La garantía judicial está vinculada directamente en el mecanismo de selección de jueces idóneos capaces, bajo un proceso transparente que asegure la independencia judicial”, concluyó.

A su turno, el Juez de Cámara Penal, Penal Juvenil, Contravencional y de Faltas, Marcelo Vázquez, complementó la disertación de la consejera Correa e hizo una vinculación en su experiencia como funcionario ex integrante de la Comisión de Selección, mientras se desempeñó como consejero  representante del estamento de los jueces:  “Cualquier sociedad que se regule a través de un sistema de gobierno democrático tiene que ver con la existencia de una justicia independiente que constituye una garantía a favor del ciudadano, en cuanto a poder ser juzgado por un magistrado independiente e imparcial”, indicó.

En ese sentido, el Camarista manifestó que resulta necesario que durante el proceso de selección “quienes demuestren mayor idoneidad superando aquella etapa del proceso que requiere de exhibirla, puedan convalidar en su designación la superación de las diferentes etapas”. Además, se refirió a los modelos de democratización y especificó: “La posibilidad que cualquiera se presente y pueda inscribirse, ser evaluado en cuanto a idoneidad superando distintas etapas, o actos que suponen determinación de ese aspecto del candidato, a priori es más democrático que aquel sistema que algunos proponen para sustituir al nuestro”.

Tras comparar modelos donde pueden obtenerse experiencias para mejorar el sistema de justicia, Vázquez citó el existente de España donde funciona una escuela judicial: “Durante la estancia, se les hace experimentar a aquellos que son jueces muchas de las cosas que les va a tocar vivir”. En este punto, describió la conducción de audiencias, el acompañamiento a autoridades policiales en su labor para analizar legalidad de los actos, el conocimiento de una jornada alojado como presidiario para experimentar la privación de la libertad con el objeto  de experimentar que es lo que le representa aquella persona privada de su libertad estando en un penal , entre otros.  “Habría que aportar estas pruebas a nuestro sistema como actividades de capacitación obligatoria previo a la conclusión de ese proceso de selección”, recalcó.

Asimismo, desarrolló que la Ciudad Autónoma de Buenos Aires “fue conformada en su inicio a través de un sistema de concurso público en su totalidad”. “Ese sistema no varió desde 1998, el modo de acceder a la carrera judicial, la formación continua a través del Centro de Formación Judicial y las múltiples actividades que propicia el CMCABA hace reforzar capacidades y cualidades de magistrados de la ciudad para cumplir mejor su tarea”, señaló. En ese aspecto, el camarista argumentó que “toda esta cuestión que tiene que ver con el pilar básico, es desarrollado por un órgano político con representantes de distintos sectores”. Y analizó: “Además de superar estas evaluaciones de idoneidad se requiere que el resto de las etapas del proceso suponga que se priorice el resultado exhibido por los candidatos en los exámenes y el resto de los antecedentes que puedan exhibir además de la entrevista personal”.

Al concluir su ponencia, el camaista y ex consejero reflexionó: “Es necesario que cada uno de los concursos que se inician se propicien de la mejor manera posible y se concluyan los mismos seleccionando aquellos que demostraron mayores méritos ya que a priori se exhiben como los más idóneos para cumplir esta función”. En esta línea, remarcó que de este modo se avala “el requisito básico para asegurar la vigencia de Estado de derecho y garantizar los Derechos Humanos”.

Transmisión completa en: https://www.youtube.com/watch?v=seyEAxR3zV4


Compartir

Quiero informar un problema