menú derecho

Domingo 01 de diciembre de 2013

Actores consagrados en un simulacro de Juicio por Jurados

  Tiempo Argentino, 13 de mayo de 2014   No culpable." Ese fue el veredicto del jurado que consideró que las pruebas imputadas al prestigioso abogado Juan José Bautista no eran suficientes para condenarlo por el homicidio simple de Silvia Suárez, su amante.

 

Tiempo Argentino, 13 de mayo de 2014

 

No culpable." Ese fue el veredicto del jurado que consideró que las pruebas imputadas al prestigioso abogado Juan José Bautista no eran suficientes para condenarlo por el homicidio simple de Silvia Suárez, su amante.

En realidad, todo había sido un simulacro. Y el actor Fabián Vena fue quien personificó al acusado, en el marco de una representación guionada de un Juicio por Jurados, que se realizó ayer en la sala Enrique Muiño del Teatro San Martín. La iniciativa fue del Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires, que instruyó a una comisión para que redacte un proyecto de ley que instituya y regule ese tipo de tribunales en el ámbito de la Capital Federal.
El evento convocado por el organismo constitucional multisectorial de la Ciudad tuvo como objetivo acercar a la ciudadanía a esta modalidad jurídica, como prolegómeno de la presentación del proyecto, a fin de mes, en la Legislatura porteña.
"Este simulacro muestra cómo se aplicaría este instituto si se sancionara la ley. En el Consejo de la Magistratura de la Ciudad estamos trabajando para elevar a la Legislatura esta propuesta, para que sea considerado por los diputados de la Comisión de Justicia, primero, y después por todo el cuerpo legislativo. Esto no es más ni menos que involucrar a los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires en el proceso penal", explicó el presidente del Consejo, Juan Manuel Olmos. El instituto de Juicios por Jurados está consagrado en la Constitución desde 1853 y por diferentes razones no se ha aplicado. "Nosotros creemos que el espíritu de nuestra Constitución, que es la participación ciudadana, hace posible implementarlo en la Ciudad”, agregó Olmos. De ahí el simulacro de ayer, que también contó con la participación del actor Lito Cruz, que interpretó a un testigo.
"La aplicación de esta ley traerá mayor participación, y mejorará el servicio de justicia", sostuvo Olmos. Y explicó que "se lo puede implementar de diferentes formas: en principio, para la Ciudad, con un piso, es decir, que no todos los juicios serían resueltos así, sino aquellos que tengan las penas que prevé el Código Penal que van entre 8 y 25 años de prisión".
En caso de que el proyecto se transforme en ley, los jurados en estos juicios estarán conformados por 12 miembros cuyo único requisito será estar inscriptos en el padrón electoral. La composición del jurado deberá ser equilibrada en cuanto al género (seis hombres y seis mujeres, como ocurrió ayer durante la representación). "Creo que el debate de este proyecto tiene que ser pensado como una política pública de Estado y no como el de un partido político. Por eso lo hemos encarado desde el Consejo de la Magistratura. Le va a dar más agilidad a la justicia, y fomentará que la sociedad se involucre", cerró Olmos.
Para este simulacro, el Consejo de la Magistratura lanzó una convocatoria para quienes tuvieran intenciones de participar en carácter de jurados. Los requisitos para inscribirse fueron: ser argentino, mayor de edad, saber leer y escribir, contar con pleno ejercicio de los derechos políticos, tener domicilio conocido y una residencia inmediata no inferior a cuatro años en la Ciudad. No pudieron hacerlo los magistrados y funcionarios del Poder Judicial y del Ministerio Público (fiscal, defensa y asesoría), los abogados, escribanos y procuradores en ejercicio y los estudiantes de Derecho. Fueron en total más de 100 vecinos los que se anotaron para participar. Luego, se seleccionaron por sorteo a 12 jurados y cuatro suplentes.  «

 

 

Aplausos para un testigo

 

Lito Cruz personificó a Bruno Burgos, un avezado abogado, socio de Juan José Bautista (Fabián Vena), el acusado. Desde su rol de actor disfrutó de la representación porque, dijo, "me gusta colaborar en esto, es importante, porque nosotros hacemos teatro pero también porque somos ciudadanos". Para Cruz, "con nuestra actividad aportamos al conocimiento de este nuevo proyecto de ley que se pretende presentar".
Cuando Cruz se levantó del banquillo de los testigos donde había sido interrogado, el público no pudo evitar la tentación de reír y aplaudirlo. El evento se vivió como una representación teatral, más allá de que el marco presentaba una situación dramática: se pretendía resolver un homicidio. Y el actor explicó el por qué de las expresiones del público: "A veces están las risas nerviosas, no por la comedia, sino que es algo que la gente devuelve de acuerdo a su propia historia de vida". A la hora de comparar con un juicio real, Cruz no dudo en justificar las risas de los presentes: "Hay cada salida de los acusados que a veces resultan en una carcajada en los juicios."
Para Cruz, la implementación de este nuevo mecanismo "va a plantear una polémica de acuerdo a la evolución de la sociedad. Es una manera de ir progresando en la democratización de las cosas, en donde el pueblo participe de los acontecimientos sociales y que estos no estén solamente a cargo de una élite profesional que dice quién es malo y quién es bueno porque se recibió de juez. Un juez es una cosa de la Edad Media. Un jurado de 12 personas elegidas es un tema que tiene que ver con el progreso de la sociedad."

Ver nota

 


Compartir
Quiero informar un problema